Traducción Financiera  spacer
spacer spacer spacer
  bullet English
  bullet Français
     
spacer spacer spacer spacer spacer
spacer
   
  Inicio
  Servicios
  Perfil
  Ejemplos de muestra
  Lista de clientes
  Comentarios
  Preguntas frecuentes
  Tarifas y presupuestos
  Mi blog
 

 

Ver el perfil de Roser Bosch Casademont en LinkedIn
spacer
     
  Ejemplos de muestra

Inglés al Español: Comentarios sobre los fondos

Texto de origen - inglés


Traducción - español
La renta variable británica cayó bruscamente en el tercer trimestre: el rendimiento total del índice MSCI UK fue de -12,8%, a medida que escalaban los problemas de deuda soberana europea y aumentaba la posibilidad de una recesión mundial. En cuanto a los datos nacionales, el crecimiento del PIB del 2.º trimestre se estimó en solo el 0,2% intertrimestral (desde entonces se ha rebajado al 0,1%). Por sectores, el único que logró ganancias durante el periodo fue el de tecnología de la información (+7,7%). Los sectores defensivos aguantaron bastante bien: servicios públicos (-0,7%) y bienes de consumo básico (-1,1%) solo bajaron marginalmente. Como cabría esperar, debido a la crisis de deuda en Europa, los valores financieros británicos resultaron fuertemente afectados con una pérdida del 22,6% durante el trimestre. No obstante, el peor sector fue el de materiales, que se desplomó un 29,9% al apoderarse los temores de recesión de los mercados. El Reino Unido sigue siendo nuestra última región preferida; creemos que las valoraciones bursátiles en Europa son mucho más atractivas.

El pasado trimestre, las bolsas estadounidenses cayeron en picado tras los varios riesgos surgidos en verano. Las negociaciones sobre el techo de la deuda en los EE. UU. se cerraron en el último minuto, seguidas poco después por la primera rebaja en la historia de la calificación de la deuda soberana estadounidense. Una serie de malos datos publicados suscitaron de nuevo temores de una recaída en recesión, sobre todo las fuertes revisiones del crecimiento del PIB de EE. UU. Mientras tanto en Europa, la crisis de deuda soberana se intensificó, haciendo cuestionar a los inversores la solidez del sistema bancario estadounidense. Todo ello hizo bajar el índice MSCI USA un 14% en el tercer trimestre. Los sectores de materiales (-24,9%), finanzas (-22,8%), industria (-21,3%) y energía (-20,6%) sufrieron fuertes caídas. Dadas las valoraciones atractivas, seguimos prefiriendo como región a los EE. UU., pero estaremos atentos a sus datos para identificar cualquier indicio de tensión económica que pueda poner en entredicho nuestras expectativas de crecimiento continuado.

La crisis de deuda soberana en los países periféricos europeos amenazó con propagarse a Italia y España, los rendimientos de cuyos bonos escalaron a unos niveles insostenibles hasta que el BCE intervino. En consecuencia, el índice MSCI Europe ex-UK total return se desplomó un 19,8% durante el trimestre. Todos los sectores cayeron, de los cuales solo los de salud (-6,3%) y bienes de consumo básico (-7,8%) en menos de un 10%. Los que tuvieron el peor comportamiento fueron materiales (-27,8%), finanzas (-27,7%) e industria (-24,2%) Durante el periodo también se registró un deterioro del ritmo de crecimiento de la región, incluidas Francia y Alemania, y se prevé que el crecimiento a corto plazo aún sea más débil. La crisis de deuda soberana será nuestro foco de atención, ya que esperamos nuevos anuncios de los responsables europeos. No obstante, pese a los riesgos patentes y considerables, seguimos sobreponderando la renta variable de Europa excluido el Reino Unido, ya que creemos que muchas de las malas noticias ya están descontadas en las valoraciones.

La renta variable japonesa cayó considerablemente en el tercer trimestre, pero se comportó mejor que otros grandes mercados desarrollados. Un motivo de ello fue que las acciones japonesas ya estaban a unos niveles bajos; el terremoto del 11 de marzo hizo rezagarse al mercado bursátil nipón en el 2.º trimestre. Con todo, el índice MSCI Japan obtuvo un rendimiento total negativo del 10,6%, al verse el apetito por el riesgo de los inversores nuevamente dañado por algunos factores externos. Mientras la economía japonesa trataba de recuperarse del terremoto, el resto del mundo desarrollado sufrió una desaceleración económica que amenazó a los exportadores japoneses (al igual que la continua fortaleza del yen). La crisis de deuda soberana en los países periféricos europeos se sumó al clima general de aversión al riesgo. De cara al futuro, hay unas buenas posibilidades de un rebote cíclico, pero permanecen los problemas a largo plazo. Nos mantenemos neutrales en el contexto de la renta variable mundial.
 
     
spacer
Blog de Traducción Financiera
spacer
 
 
 
© Roser Bosch Casademont 2016